6.8.15

La chica del tren

La chica del tren
 Paula Hawkins
Planeta | 19,50€
*Gracias a la editorial por el envío del ejemplar*

¿Estabas en el tren de las 8.04? ¿Viste algo sospechoso? Rachel, sí
 Rachel toma siempre el tren de las 8.04 h. Cada mañana lo mismo: el mismo paisaje, las mismas casas… y la misma parada en la señal roja. Son solo unos segundos, pero le permiten observar a una pareja desayunando tranquilamente en su terraza. Siente que los conoce y se inventa unos nombres para ellos: Jess y Jason. Su vida es perfecta, no como la suya. Pero un día ve algo. Sucede muy deprisa, pero es suficiente. ¿Y si Jess y Jason no son tan felices como ella cree? ¿Y si nada es lo que parece? Tú no la conoces. Ella a ti, sí.



Rachel coge todos los días el tren de las 8:04, durante el trayecto hasta su destino pasa por su antigua casa y siempre observa a una pareja desayunar en la terraza. Rachel idealiza como es la vida de esta pareja hasta que un día observa algo que descoloca todo lo que había imaginado, a partir de ese momento todo cambia y Rachel está en el centro de todo.

Rachel es nuestra protagonista y comparte piso con Cathy después de haberse divorciado de su marido Tom porque éste ya no soportaba más sus problemas con el alcohol y además estaba siéndole infiel con otra mujer. Lo peor de Rachel es que no ha llegado a superar a Tom y cuando está borracha hace cosas que luego no recuerda, como llamar a Tom a altas horas de la madrugada, dejar mensajes, presentarse en el domicilio que comparte con su mujer y su niña…cosas de ese tipo.

Megan es la mujer que observa Rachel todos los días desde el tren junto con su pareja Scott. La vida tan maravillosa que Megan y Scott muestran de cara al público no es la realidad, por eso cuando Megan desaparece todas las mentiras salen a la luz.

Anna es la nueva mujer de Tom-el ex marido de Rachel-y la persona con la que éste le era infiel, tienen una niña pequeña llamada Evie.Anna está “obsesionada” con Rachel, siente que todo lo malo que les pasa está relacionado con ella y cada vez que la ve cerca de su casa monta en cólera.

La chica del tren está narrado por tres personajes, Rachel, Megan y Anna, aunque la que más narra de las tres es Rachel. De ésta conocemos todos los aspectos de su vida, desde el matrimonio con Tom hasta cómo afronta su nueva vida sin él a su lado y todo lo que conlleva.

De Megan conocemos cosas de su pasado, sus aventuras sentimentales e incluso el momento de su desaparición.

Anna es la que menos llega a narrar y lo único que conocemos es porqué está tan “obsesionada” con Rachel, lo infeliz que es en su matrimonio a pesar de mostrar lo contrario, tanto que llega a decir que era más feliz cuando era la querida de Tom que su esposa.

La historia se presentaba como una lectura intrigante y que te mantendría pegada a sus páginas desde el primer momento, para mí no ha sido así, ha resultado ser una lectura lenta, pesada y aburrida. Si a todo esto le añadimos a la insoportable de nuestra protagonista-es la más insoportable de todas- y a sus “amigas” Anna y Megan, hacen que la historia no mejore.

Lo que Rachel hace en casi todo el libro-por no decir en todo el libro-es beber, es lo único que hace. Bebe desde que se levanta, se propone cambiar y dejar la bebida, pasan varios días sin beber pero ocurre algo que la afecta mucho y vuelve a empezar toda la secuencia desde el principio.

Anna se preocupa de cuidar a su niña, mostrar a la gente lo feliz que es en su matrimonio y en pelearse con Tom cada vez que Rachel llama, deja un mensaje o ronda por los alrededores de su casa.

Megan no hace otra cosa que buscar encuentros sexuales ya sea con su psicólogo o con otra 
persona, está ligeramente “obsesionada” con tener una aventura fuera de su matrimonio, es lo único en lo que piensa.

La autora ha tenido una idea bastante original pero no ha sabido llevarla, se ha centrado mucho en perfeccionar a los personajes y ha dejado la historia un poco desatendida. Otra cosa negativa es que se centra solo en unos personajes determinado y no el responsable de la desaparición de Megan, lo deja en un segundo plano, y cuando llevas varios capítulos o llegas a la mitad del libro te das cuenta de que conoces a todos los personajes excepto a uno. Este hecho destaca más porque es nombrado en casi todos los capítulos por parte de las tres chicas pero no conocemos detalles de esta persona, eso para mí ha sido un GRAN error.

La historia llega a mejorar ligeramente en los últimos capítulos, cuando Rachel descubre toda la verdad, pero no llega a ser suficiente para que se convierta en una lectura impresionante, todo lo bueno del libro llega demasiado tarde.


La chica del tren era un libro que prometía mucho pero se ha quedado en la nada. Lento y aburrido llega un momento en que sospechas quien está detrás de todo.

7 comentarios:

  1. ¡Hola! La verdad es que quiero leer el libro, porque aunque no sea de mis géneros porque no suelo leer este tipo de novelas, me llama la atención y además al tener la letra tan enorme, seguro que lo leo rápido.
    Pero iré con las bajas expectativas, después de ver tu reseña.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Mar!

    Me alegro de que te haya gustado tanto. Nah, es broma jajaja Creo que ya sé por qué todavía no me he animado con este libro. Al principio, cuando iban a publicar el libro, todo eran buenas críticas y lo que comentas: ritmo trepidante, historia genial...pero últimamente leo reseñas como la tuya, del tipo "tampoco es para tanto" y ahí estoy yo, indecisa de la vida sin saber qué hacer con este libro (que si lo leo será en la tablet, por si acaso xD). Así que nada...espero que si algún día me animo con él, no me parezca un truño =/

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. Yo tengo muchas ganas de leerlo, y me da pena que te haya parecido un poco aburridillo, yo he escuchado todo lo contrario, no se me llama mucho la trama, cuando lo empieza a ver si se me hace lento o adictivo, muy buena reseña, besos

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!

    Será de mis próximas lecturas.

    Gracias por la reseña, ¡un beso!

    ResponderEliminar
  5. Todo el mundo está hablando de este libro, pero a mí no me llama la atención. Después de leer tu reseña, deduzco que a mí me habría pasado exactamente lo mismo si lo hubiera leído. Está bien conocer a los personajes, pero si descuida el misterio de la desaparición... pierde la gracia.
    Saludos ;)

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola!

    No sabía de qué iba este libro y al empezar a leer tu reseña he pensado: "Tengo que leérmelo, pinta genial". Pero luego me ha dado el bajón jaja. Ahora no sé si darle una oportunidad, porque cuando me encuentro un libro lento se me quitan las ganas de seguir...

    ¡Gracias por tu opinión tan sincera! :)

    Besos.

    ResponderEliminar

Gracias por comentar =).
Mi blog se alimenta de tus comentarios,y para mí es importante tu opinión.
No permitiré comentarios ofensivos hacia mí o a cualquier seguidor.Nada de SPAM ni dejar la url para que me pase por vuestro blog,sino el comentario será eliminado.